Persianas para la Piscina


La persiana consiste en láminas de PVC rígidas que flotan sobre el agua y gracias a su gran poder de flotabilidad pueden soportar fácilmente el peso de niños y animales domésticos, consiguiendo así una gran sensación de tranquilidad y seguridad.

La persiana protege el agua de la piscina de la intemperie en el período en que está sin utilizar. Disminuyendo en mucho la pérdida de calor y evaporación del agua, esto sorprendentemente ahorra mucho gasto de energía. En piscinas interiores, donde requieren una temperatura constante del agua, este ahorro supone el 65% del gasto habitual.

Otro de los beneficios que le proporciona la persiana es el ahorro en el mantenimiento y limpieza de su piscina gracias a la mínima suciedad que se depositará. La completa cobertura le proporcionará menos molestias con las hojas, polvo, arena, etc. Disfrutará más tiempo del agua limpia de su piscina. Además combatirá el crecimiento de algas por la mínima penetración de la luz y apoyará la reducción del gasto y el uso de productos químicos y la limpieza del fondo.

Los colores a elegir son: blanco, azul, beige o gris.

Todas nuestras persianas respetan la norma francesa NFP 90-308 y vienen provistas de cierres de seguridad fijados en la parte frontal del vaso.

Persianas Elevadas

Persianas Elevadas

Las persianas elevadas son sistemas destinados a piscinas ya construídas, adaptables a la gran mayoría de formas.
Persianas Sumergidas

Persianas Sumergidas

Las persianas sumergidas son sistemas destinados a piscinas en proceso de construcción, quedando completamente ocultas a la superficie.